Si te preguntas cómo elegir un juego de mesa ideal para las reuniones en familia, amigos, para salir de la rutina o para regalar, en este artículo veremos 7 factores clave para que aciertes con tu elección.

Escoger un juego de mesa no siempre es fácil. Hay tanta variedad, temáticas, niveles de precio, etc., que a veces puede resultar un poco abrumador escoger uno. Y más si se trata de un regalo, donde tendrás que considerar los gustos de otra persona, lo que puede complicar aún más las cosas. 

Y es que elegir un buen juego de mesa puede marcar la diferencia entre una velada ordinaria y una experiencia de diversión inolvidable. 

7 factores clave para elegir un juego de mesa

Si quieres acertar con tu elección del juego de mesa, aquí te comparto 7 factores clave, con sus respectivas preguntas, a tener en cuenta: 

1. Número de jugadores

El primer factor clave a considerar es el número de jugadores. La mayoría de juegos de mesa está pensado para grupos de 2 a 4 jugadores, mientras que hay juegos exclusivamente para dos personas, y otros que permiten grupos numerosos de hasta 20 jugadores

Por tanto, ¿cuántos jugadores soléis ser? En función del número de jugadores, habrá que elegir un juego de mesa que se adapte a este número. 

Además, ten en cuenta la posibilidad de añadir más jugadores por si alguien más quiere jugar, y así poder hacer partícipes a todos.

Es por ello que es recomendable tener varios juegos de mesa para diferentes números de jugadores, ya que se podrán usar cuando haya visita de amigos o familiares y disfrutar todos a la vez, ya sea de forma individual o por equipos. Esto brindará una gran experiencia de juego

¿Cuántos jugadores somos?

2. Edad

El segundo factor clave es la edad de los jugadores. Si bien es cierto que la gran mayoría de juegos de mesa están enfocados a niños, también los jóvenes y adultos podrán disfrutar de ellos.

Es importante revisar la edad recomendada de cada juego, ya que eso permite adaptarlo a cada jugador, sobre todo en el caso de los niños, para que puedan entender las reglas y disfrutar jugando. 

Por tanto, ¿qué edad tiene cada uno de los jugadores? 

Por último, también es cierto que hay juegos familiares donde tienen cabida tanto niños como adultos, y donde la edad no es una limitación

¿Qué edad tiene cada uno de los jugadores?

3. Duración

La duración de las partidas es el tercer criterio a tener en cuenta. Hay juegos dinámicos con partidas rápidas de corta duración, y juegos que se alargan durante horas con los que podréis echar la tarde. 

En este caso, la pregunta a hacerse es: ¿de cuánto tiempo disponemos o cuánto tiempo queremos estar jugando? 

Mi recomendación aquí es clara: cuenta con ambos tipos de juegos, tanto de partidas cortas como de las que se prolongan en el tiempo. 

Por un lado, tener juegos dinámicos de corta duración os permitirá echar varias partidas rápidas y amenas, por lo que no se hace monótono. Además, se puede acotar el tiempo de juego y ajustarlo a vuestro planes. 

Por otro lado, tener juegos que se extienden por más de una hora os permite adentraros en la historia o trama de ese juego, con elaboradas estrategias y donde tener un plan para pasar una tarde divertida jugando. 

¿De cuánto tiempo disponemos o cuánto tiempo queremos estar jugando?

4. Temática

En la variedad está el gusto. Lo bueno de los juegos de mesa es que hay temáticas para todas las preferencias

Desde juegos de preguntas y respuestas, azar, estrategia, misterio, aventuras, fantasía… la elección es amplia y variada para que todos los miembros de casa puedan elegir una que se adapte a sus gustos.

¿Qué temáticas os gustan o queréis probar? Mi recomendación es que dispongáis de juegos de mesa de varias temáticas, para que podáis elegir en función de lo que os apetezca en ese momento. 

Además, también es aconsejable probar nuevas temáticas. Te sorprenderás de lo que el ingenio humano puede crear a través de los juegos de mesa.  

¿Qué temáticas nos gustan o queremos probar?

5. Dificultad

El grado de dificultad es otro factor clave a tener en cuenta y que va a influir directamente en la experiencia de juego.

Es importante elegir un juego adaptado a todos los participantes, pensando en la experiencia previa que tengan jugando, para que todos se puedan divertir.

En el caso de los niños, es más importante elegir bien esta dificultad, para que todos se sientan a gusto y nadie se sienta excluido. 

Por consiguiente, ¿has jugado antes con esas personas o es la primera vez? ¿Sabes si tienen experiencia jugando a juegos similares? 

En función de las respuestas, se puede optar por juegos para principiantes o introductorios. Es una buena forma de dar a conocer los juegos de mesa y también servirá para saber si les gusta y se puede pasar en otras ocasiones a juegos más complejos, pensados para jugadores experimentados.

Por último, una recomendación al respecto: buscad las reglas por internet. Si lo que leéis os gusta, se entiende bien y os entran ganas de probar ese juego, habéis dado con una buena opción.

¿Qué experiencia previa tienen todos los jugadores?

6. Rejugabilidad

El siguiente factor clave es lo que se conoce como rejugabilidad, es decir, la capacidad de un juego para ofrecer experiencias diferentes en cada partida.

Hay juegos de mesa que solo te permiten jugarlos una vez, como es el caso de los escape room, aunque la gran mayoría están pensados para jugarlos en múltiples ocasiones.

La rejugabilidad, a su vez, depende de varios factores: el lore o trama del juego, que cada partida sea distinta, que hayan finales alternativos, etc.

Los juegos con alta rejugabilidad son ideales para mantener el interés a lo largo del tiempo, ya que cada partida es única.

Es difícil saber, a priori, si un juego se volverá a usar después de la primera partida, sobre todo si nunca se ha jugado antes.

Por tanto, mi recomendación aquí es doble: leer las opiniones y reseñas que tiene el juego, y probarlo. Además, muchos de estos juegos cuentan con versiones y expansiones que, aunque suponen comprar ese añadido, le dan mayor versatilidad y rejugabilidad al juego base. 

¿Este juego ofrece una experiencia diferente en cada partida, es decir, es rejugable?

7. Precio

El último factor clave es el precio, donde hay juegos de mesa de todos los rangos, desde apenas diez euros hasta juegos que superan los cien. 

El presupuesto con el que cuentes es un aspecto importante para optar por un juego u otro, así que elige en consecuencia. 

Aquí hay que destacar que no siempre un mayor precio significa un mejor juego. Donde sí se notará es en la calidad de los materiales

Por ende, ¿con qué presupuesto cuentas o cuánto te quieres gastar en un juego de mesa? Lo bueno es que no hace falta gastar grandes cantidades de dinero para tener elegir un buen juego de mesa.

La clave es buscar una excelente relación calidad-precio, así que ánimo, ya que siempre hay un juego de mesa para todos los bolsillos

¿Con qué presupuesto cuento o cuánto me quiero gastar en un juego de mesa?

Conclusión al elegir un juego de mesa

En resumen, hemos visto que hay 7 factores clave para elegir un juego de mesa y 7 preguntas a hacerse antes de optar por uno. 

Tanto si es para añadir un nuevo juego de mesa a tu colección, como si es para regalar en Navidades, cumpleaños o alguna ocasión especial, no hay que olvidar que la finalidad de todo juego es divertirse. 

La elección de un juego de mesa puede tornarse difícil, o ser fácil, dependiendo de a quién va destinado. Sin embargo, respondiendo a cada una de las preguntas puede ayudarte a elegir ese juego particular. 

Una última recomendación personal: si regalas un juego de mesa, acompáñalo de una nota explicando el motivo de la elección de ese juego para esa persona. 

Para finalizar, elegir un juego de mesa es todo un proceso. Al fin y al cabo, lo has escogido entre varios otros para pasar tiempo de calidad y diversión con los tuyos, así que disfrútalo. 

Juegos que te pueden interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *